Brasil ¿Estás de vuelta?

La selección más grande la historia del fútbol se está poniendo a tono para el Mundial del verano que viene como quien se apunta al gimnasio en primavera para lucir cuerpo en verano tras haberse pasado con las cervecitas y las comidas familiares en invierno.

Y no sólo se está poniendo en forma, Brasil está empezando a asustar. La era Tite suma 26 goles a favor por sólo 3 en contra, y cuenta sus 8 partidos por 8 victorias, algo que no se había conseguido nunca antes en la eliminatorias sudamericanas para un Mundial. Incluyendo triunfos tan prestigiosos como el 3-0 a la Argentina de Messi o el 1-4 del pasado viernes en el Estadio Centenario de Montevideo a la siempre competitiva Uruguay.

La Brasil de Tite, como mínimo, ya es un equipo serio. Que compite, que sabes que te va a costar superar y que en ningún caso te va a regalar el partido. El ex técnico de Corinthians ha conseguido aunar la los ataques verticales que trató de implantar Dunga con una solidez y un equilibrio que nunca fue alcanzado en la etapa anterior. Tite no ha hecho una revolución, pues muchos de sus jugadores ya habían tenido presencia unos meses antes, pero ha dotado de un cuerpo y una estructura mucho más definida a un grupo que tras tantos varapalos e indefiniciones necesitaba precisamente eso, una identidad propia desde la que crecer.

El gran aspecto táctico a destacar es el nuevo rol que tienen los laterales en la Brasil de Tite. Una vez consignado un centro del campo con mucho músculo, pierna y fuerte y cierta libertad vertical pero falto de fluidez y habilidad con el esférico -Casemiro, Paulinho y Renato Augusto-, son los laterales –Marcelo o Filipe Luis por izquierda y un Dani Alves recuperado para la causa por derecha- quienes se han erigido como los verdaderos socios del trío atacante. Por fin estamos disfrutando de unas combinaciones entre Marcelo y Neymar o Alves y Coutinho que incomprensiblemente nos habían sido negadas hasta ahora. Todo esto unido a la frescura de un Gabriel Jesus que ha irrumpido con la fuerza que lo hacen las grandes estrellas, o el poso de un Roberto Firmino que ahora sí parece asentado en la élite. 

Y por encima de todo esto está Neymar. El de Moji das cruzes siempre ha rendido a un nivel superlativo representando a su país. Desde muy joven asumió un peso que quizás no le correspondía, posiblemente excesivo y que a muchos otros en su lugar les hubiera hecho tambalearse. Pero ‘Ney’ siempre respondió con goles y regates, pidiendo el balón en cada jugada cuando sus compañeros se quedaban sin ideas aún a riesgo de llevarse una patada o sabiendo que lo único que podía haber era intentar una jugada imposible, en la altura de la paz o en el Monumental de Buenos Aires, en Maracaná ante más de 80.000 espectadores o en Wembley rodeado de 90.000 ingleses. A sus 25 años Neymar Jr es el faro de canarinha, en un momento de inspiración fantástico y unas cualidades sin igual, es el elegido para que Brasil vuelva de una vez por todas, a la cima del fútbol mundial.

Un comentario en “Brasil ¿Estás de vuelta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s